La Reflexología y el desarrollo del niño

La Reflexología se puede aplicar a partir del tercer mes de vida y el objetivo es armonizar y equilibrar las alteraciones del organismo. Ahora bien, esta terapia podría se utilizada desde el nacimiento del bebé siempre y cuando sea la madre, el padre o algún familiar directo el que la aplique. ¿Cuál es la razón? Básicamente el apego, el contacto y la necesidad del mismo que tiene el recién nacido con su madre o padre.

En los primeros meses de vida, la Reflexología puede ser un gran aliado aunque no sepamos exactamente qué es lo que necesita nuestro bebé, pero la sensación de sentir que es atendido y el contacto será suficiente.

Los cólicos de lactante es el trastorno más común en los bebés. El cuadro se inicia a los 10 o 15 días de vida y persiste hasta los 3 o 4 meses de edad. Los síntomas son llanto repentino, intenso y prolongado. Normalmente flexiona las piernas sobre el abdomen, parece tenso, expulsa gases y se oyen ruidos intestinales.

En la primera infancia, la Reflexología podal nos da la oportunidad de hacerle llegar la sensación de contacto, apoyo y ayuda para vivir esas nuevas experiencias a las que se ha de enfrentar reforzando con ello su sistema de defensas. En esta etapa, comienza la educación infantil en la que, inevitablemente, se produce una separación de la persona de referencia del niño. Además comienza a relacionarse con otros niños en donde también aparecen con frecuencia enfermedades al estar en contacto con virus, bacterias etc.


Incluso en la adolescencia, la Reflexología será una buena aliada para mantener el vínculo padre, hijos y hacer el tránsito más llevadero. La adolescencia es una etapa compleja en la que ocurren diversos cambios a nivel físico y psicológicos que pueden ser difíciles de enfrentar. Con esta terapia, les proporcionamos equilibrio emocional, combatiendo el estrés y la ansiedad. También les ayuda en el descanso nocturno y en casos dermatológicos como el acné juvenil.

Está demostrado que algunas glándulas (hígado, riñones, suprarrenales, tiroides..) son claves para el estado de la piel y a través de la Reflexología trabajaremos sus zonas reflejas consiguiendo resultados increíbles.

También obtendremos resultados asombrosos en trastornos menstruales, ya que la terapia actúa como un antiinflamatorio natural.

Para concluir, los beneficios que el terapeuta a través de la Reflexología puede aportar desde la etapa más temprana de vida y ayudando en las etapas de maduración del adolescente hasta la etapa de madurez son innumerables y con resultados evidentes.

Cuando la necesidad va más orientada a los primeros meses de vida de un bebé, mi labor es mostrarle a los padres cómo pueden crear ese vínculo con su hijo a través de los pies y mejorar las posibles dolencias y obtener un equilibrio en el organismo de su hijo.


El Hígado

¿Qué es?

Es la más voluminosa de las vísceras. Pesa 1,5kg, es de color rojo oscuro y está situado en el cuadrante superior derecho de la cavidad abdominal.

A diferencia de cualquier otro órgano, el hígado tiene dos vías por las que recibe sangre:

  • de la arteria hepática, transporta sangre oxigenada procedente del corazón
  • de la vena porta, transporta sustancias alimenticias desde el estómago y los intestinos

Este órgano produce un líquido amargo de color amarillo verdoso denominado bilis. Tanto el conducto hepático (el cual transporta la bilis desde el hígado a la vesícula biliar almacenándose en ella) como el conducto cístico (es el que procede de la vesícula biliar) son los que facilitan la digestión de las grasas.

¿Cuál es su función o funciones?

Las principales y complejas funciones del hígado son:

  1. Las células hepáticas ayudan a la sangre a asimilar las sustancias nutritivas así como a excretar los elementos de desecho y toxinas.
  2. Almacena hierro, cobre, vitamina A, muchas de las del complejo vitamínico B y vitamina D.
  3. Produce albumina (necesaria para la distribución correcta de los líquidos corporales entre el compartimento intravascular y el extravascular, localizado entre los tejidos) y heparina (anticoagulante natural).
  4. Produce hidratos de carbono.
  5. Almacena lípidos, para más adelante ser degradados para obtener energía.
  6. Sintetiza el colesterol.
  7. Elimina las sustancias extrañas y bacterias de la sangre.
  8. Depura muchos fármacos.
  9. Las actividades que realiza el hígado generan una gran cantidad de calor que influye en la temperatura corporal.

Después de todo este repaso, podemos deducir, sin equivocarnos, que el hígado está dentro del sistema digestivo y sus funciones son fundamentales para una correcta digestión, asimilación de sustancias y desecho de las no necesarias.

El sistema digestivo, al cual dedicaré una entrada mucho más detallada, es muy “agradecido” en reflexología, esto quiere decir que los efectos que produce la intención de trabajar directamente en todos los órganos involucrados en la digestión tienen una respuesta muy positiva y prácticamente inmediata.


Disfunciones del Hígado

  • Las disfunciones biliares provocan problemas de digestión: son frecuentes las inflamaciones, las infecciones bacterianas, trastornos funcionales de la vesícula etc…
  • El problema más extendido son los cálculos biliares de origen químico o formados por acumulaciones de colesterol, surgidos espontáneamente o por infección. Su presencia no tiene siempre consecuencias relevantes, muchas personas lo padecen y no presentan sintomatología pero a veces, un cálculo puede obstruir un conducto biliar impidiendo que la bilis llegue al duodeno. En estos casos la intervención quirúrgica o la litotricia es la alternativa.

La sesión terapeútica

¿En qué consisten mis sesiones? el primer contacto que tenemos paciente-terapeuta consiste en una corta entrevista con una serie de preguntas que siempre me ayudarán a saber qué debo trabajar en mayor profundidad y de qué manera puedo ayudar en el proceso terapéutico.

La duración de la sesión, en el caso de la primera, será un poco más de 1 hora puesto que se necesita ese punto de conocimiento. Pero lo normal es 1 hora de tratamiento en el que el paciente puede y debe hacer aquello que sienta (si necesita hablar para desahogarse, si necesita desconectar con los ojos cerrados y conectando con la respiración, si necesita llorar y liberar emociones…). Yo siempre estaré acompañando en el proceso intentando guiar en la relajación, ayudando en la respiración para que la sesión sea lo más productiva y relajante posible.

Si en algún momento el paciente siente un dolor insoportable en algún punto del pie me lo dirá y llegaremos a un acuerdo del punto de dolor, siempre siendo un dolor “placentero”.

Atrévete a caminar y ayudar a otros sin recibir aplausos

En función del motivo de la consulta y de la valoración que yo haga una vez terminada la sesión se valorará la necesidad del número de sesiones y de la frecuencia de las mismas.

Lo ideal, sea cual sea el motivo de la consulta, es recibir dos sesiones más o menos seguidas (en la misma semana o en dos semanas). Si una vez recibidas, no se ha notado ninguna mejoría en ningún plano corporal o emocional entonces dejaríamos las sesiones. Lo que quiero decir, es que la mejoría puede ser en otros sistemas o en otros órganos que no eran el motivo inicial o la dolencia por la que se venía a la consulta. Esto se considera una mejora y una respuesta positiva del cuerpo a la reflexología. En estos casos, habría que mantener una frecuencia que iríamos viendo sobre la marcha y escuchando el paciente a su cuerpo para ir viendo la evolución día a día. Ya podríamos pasar a espaciar la frecuencia a tres semanas y posteriormente una vez al mes.

Si el motivo de la consulta es por ejemplo una ciática, o alguna dolencia más aguda… con una única sesión o dos no vamos a notar una mejoría inmediata. Hay que tener bien presente que yo no curo, yo no soy médico, yo ayudo al cuerpo a equilibrarse y a que consiga una mejora general. Pero hay que darle tiempo al tiempo y dar sesiones dejando espacios no muy exagerados para ir viendo los resultados.

Mis primeros pasos

En mi caso los comienzos han sido con pies de amigos y familiares.

Mi amiga María, embarazada del tercer trimestre notó, en la primera sesión, una mejora increíble en el aparato digestivo dado que el avance del embarazo y la ingesta de hierro hacían que estuviera incómoda. Además, el estado de relajación y la mejora en el descanso fue notable. En embarazos avanzados trabajar el sistema linfático les ayuda a descargar la congestión de piernas y a una mejor circulación.

Inés, con 4 añitos, llevaba tiempo con dolor abdominal y trastornos digestivos. La vieron una bacteria que fue tratada con antibiótico y erradicada, pero los dolores no cesaban. Trabajamos juntas y hasta el día de hoy, está estupenda y aparentemente no ha vuelto a quejarse del dolor abdominal.

Mi trabajo final para el curso de Reflexología Podal para profesionales lo he hecho con María. Amiga y compañera de “parque con nuestros niños”, un completo vaya… Ella me daba la oportunidad de trabajar con el sistema reproductor por sus complicaciones para quedarse embarazada con facilidad. Digo que me daba la oportunidad porque en los otros casos no lo había trabajado en profundidad con lo que en esta ocasión podría ver los resultados de este sistema. En nuestra primera sesión, su estado de relajación fue asombroso, descansó toda la noche y el despertar fue relajado. Además, su tensión recurrente en la mandíbula también lo apuntó como algo a resaltar tras nuestro primer encuentro. Y por supuesto el plato estrella como yo digo: el sistema digestivo.

En las siguientes sesiones que tuvimos, los resultados eran muy similares, destacando ese estado de tranquilidad y relajación.

En el caso de las “dos” Marías, les complemento reflexología con técnica metamórfica, muy adecuada en ambos casos.

Con mi madre he trabajado dolores de rodilla que son más acusados con los cambios de tiempo, ella ha recibido de manos de varios profesionales reflexología pero le pedí que me dejara trabajar con ella y sinceramente, no sé si es porque mi madre me ve con otros ojos, pero ella reconoce que no se ha vuelto a quejar de la rodilla y que doblarla y la seguridad que ha recuperado es digna de mención.

Esto es un principio de muchos o eso espero porque de verdad que mi entrega es sincera y de corazón. Me encanta dar lo que sé y me encanta que la gente se sienta bien con lo que hago.