El Hígado

¿Qué es?

Es la más voluminosa de las vísceras. Pesa 1,5kg, es de color rojo oscuro y está situado en el cuadrante superior derecho de la cavidad abdominal.

A diferencia de cualquier otro órgano, el hígado tiene dos vías por las que recibe sangre:

  • de la arteria hepática, transporta sangre oxigenada procedente del corazón
  • de la vena porta, transporta sustancias alimenticias desde el estómago y los intestinos

Este órgano produce un líquido amargo de color amarillo verdoso denominado bilis. Tanto el conducto hepático (el cual transporta la bilis desde el hígado a la vesícula biliar almacenándose en ella) como el conducto cístico (es el que procede de la vesícula biliar) son los que facilitan la digestión de las grasas.

¿Cuál es su función o funciones?

Las principales y complejas funciones del hígado son:

  1. Las células hepáticas ayudan a la sangre a asimilar las sustancias nutritivas así como a excretar los elementos de desecho y toxinas.
  2. Almacena hierro, cobre, vitamina A, muchas de las del complejo vitamínico B y vitamina D.
  3. Produce albumina (necesaria para la distribución correcta de los líquidos corporales entre el compartimento intravascular y el extravascular, localizado entre los tejidos) y heparina (anticoagulante natural).
  4. Produce hidratos de carbono.
  5. Almacena lípidos, para más adelante ser degradados para obtener energía.
  6. Sintetiza el colesterol.
  7. Elimina las sustancias extrañas y bacterias de la sangre.
  8. Depura muchos fármacos.
  9. Las actividades que realiza el hígado generan una gran cantidad de calor que influye en la temperatura corporal.

Después de todo este repaso, podemos deducir, sin equivocarnos, que el hígado está dentro del sistema digestivo y sus funciones son fundamentales para una correcta digestión, asimilación de sustancias y desecho de las no necesarias.

El sistema digestivo, al cual dedicaré una entrada mucho más detallada, es muy “agradecido” en reflexología, esto quiere decir que los efectos que produce la intención de trabajar directamente en todos los órganos involucrados en la digestión tienen una respuesta muy positiva y prácticamente inmediata.


Disfunciones del Hígado

  • Las disfunciones biliares provocan problemas de digestión: son frecuentes las inflamaciones, las infecciones bacterianas, trastornos funcionales de la vesícula etc…
  • El problema más extendido son los cálculos biliares de origen químico o formados por acumulaciones de colesterol, surgidos espontáneamente o por infección. Su presencia no tiene siempre consecuencias relevantes, muchas personas lo padecen y no presentan sintomatología pero a veces, un cálculo puede obstruir un conducto biliar impidiendo que la bilis llegue al duodeno. En estos casos la intervención quirúrgica o la litotricia es la alternativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *